ANTONIO MENESES

 

Apoyo de la Embajada de Brasil y Embajada de Francia

En el Centenario de CAMILLE SAINT-SAËNS (1835 1921)

7 de octubre, 19:30hs, Teatro Solís.


Directora: Ligia Amadio
Solista: Antonio Meneses (violoncelo, Brasil)

Programa:
HEITOR VILLA-LOBOS (1887 – 1959)
Bachianas Nº2 (9`)

IGOR STRAVINSKY (1882 - 1971)
Concierto en mi bemol “Dumbarton Oaks” (13`)

CAMARGO GUARNIERI (1907 – 1993)
Ponteio e dansa para violonchelo y cuerdas (5`)

CAMILLE SAINT-SAËNS (1835 – 1921)
Concierto para violoncelo y orquesta nº1, op.33, en la menor (19`)

 

LIGIA AMADIO

Ligia Amadio es una de las más destacadas directoras sudamericanas de la actualidad. Graduada en Dirección Orquestal e Ingeniería en la Universidad de São Paulo, realizó el Postgrado en Artes, en la Universidad Estatal de Campinas y el Doctorado en Música, en la Universidad del Estado de São Paulo. Sus principales mentores en Brasil fueron Henrique Gregori, Eleazar de Carvalho, y Hans-Joachim Koellreutter. Fuera de su país ha realizado los más importantes cursos de perfeccionamiento en dirección orquestal en Austria, Holanda, Hungría, Italia, República Checa, Rusia y Venezuela. Fueron sus maestros en estos cursos: Ferdinand Leitner, Julius Kalmar, George Tintner, Alexander Politshuk, Guillermo Scarabino, Kurt Masur y Sir Edward Downes.

Nacida en São Paulo, Brasil, Ligia Amadio ha sido la primera mujer galardonada en 30 años de existencia del Concurso Internacional de Tokio en el año 1997. En 1998, obtuvo el primer premio en el Concurso Internacional de Santiago de Chile. En el año 2001, recibió el premio Mejor Director del Año, en Brasil, otorgado por la Asociación de Críticos de Arte de São Paulo. En 2012, nuevamente distinguida como mejor director de orquesta, en Brasil, recibió el Premio Carlos Gomes.

Desde 1996, Ligia Amadio se ha desempeñado como directora titular y artística de las siguientes orquestas: en Brasil, la Orquesta Sinfónica Nacional, Orquesta Sinfónica Municipal de Campinas y Orquesta Sinfónica de la Universidad de São Paulo; en Argentina, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de Cuyo y la Filarmónica de Mendoza; en Colombia, la Orquesta Filarmónica de Bogotá, Colombia. Desde 2017, Amadio asume la dirección de la Orquesta Filarmónica de Montevideo, en Uruguay.

Ha creado e impulsado el Movimiento Mujeres Directoras y ha realizado el I, II y III Simposio Internacional Mulheres Regentes/ Mujeres Directoras/ Women Conductors, el primero en São Paulo, Brasil, en 2016, y el segundo en Montevideo, Uruguay, en 2018. Como idealizadora y realizadora de este proyecto, fue una de las finalistas al Premio 2019 Classical: NEXT Innovation Award, en Rotterdam.

 

 

ANTONIO MENESES

Violonchelista


Nacido en Recife, Brasil, en el seno de una família de músicos, comenzó a estudiar violonchelo a los diez años de edad y a los dieciis conoció al maestro italiano Antonio Janigro que lo invitó a frecuentar sus clases en Düsseldorf y Stuttgart.

En 1977 ganó el Primer Premio del Concurso Internacional ARD de Münich y su carrera internacional se impulsó cuando obtuvo el Primer premio y medalla de oro en el Concurso Tchaikovsky de Moscú, en 1982.

Su trayectoria incluye presentaciones con orquestas como la Filarmónica de Berlín, Concertgebouw de Amsterdam, Sinfónica de Londres, Sinfónica de la BBC, de Israel, Nueva York y San Petersburgo; compartiendo escenario con maestros como von Karajan, Abbado, Muti, Chailly, Mariss Jansons, Mstislav Rostropóvitch. Asimismo, participa de los principales festivales de Salzburgo, Lucerna, Viena, Berlín, Praga, Mostly Mozart, entre otros.T

Integró el renombrado Trio Beaux-Arts y su extensa discografía incluye dos grabaciones con la Filarmónica de Berlín.

Además de su extensa agenda de conciertos, Meneses es Profesor de violonchelo en la Hochschule der Künste de Berna, Suiza, y dicta cursos de perfeccionamiento en Europa, en las Américas y Japón.

Antonio Meneses toca usualmente un violonchelo de  Matteo Goffriller, construído en 1710, Venecia. En algunas ocasiones especiales interpreta un violonchelo hecho por Filippo Fasser y también un violonchelo barroco de 4 o 5 cuerdas construído por Fabrice Girardin.